A lo largo de mi vida he luchado constantemente con mi peso, en realidad nunca he sido gorda pero con 1.58 de estatura y 61 kgs el sobrepeso es evidente.
Siempre estuve en dietas, desde nutriólogos, pastillas “milagro” hasta anfetaminas. Lograba mantener buen peso y medidas durante un tiempo pero el rebote era inevitable.

Hasta que un día me cayó el 20 cuando en una foto vi que estaba gorda, hinchada, incómoda, que no me veía bien y eso era sólo el reflejo externo. Agarré el toro por los cuernos y de un día para otro decidí iniciar los retos de Mir y despedirme de refrescos, pan, papitas, etc... Me di cuenta que no he tomado ni media pastilla para el dolor de cabeza, que tengo energía, que mi piel jamás se había visto mejor y que la ropa ya la puedo llevar con gusto y sin pena, mi autoestima está resurgiendo y me siento mejor que nunca. Mi familia ha notado el cambio y quieren seguir con el mismo camino. No hay absolutamente nada más que la buena alimentación para nutrir el cuerpo y el alma. Me siento agradecida por la mejor decisión que permití darme y orgullosa de estarlo logrando.

Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
X